Poda de invierno en Tabali - Tabalí

PODA DE INVIERNO EN TABALI

 

En los meses de julio y agosto en el hemisferio sur, y específicamente en Chile, nos encontramos en pleno invierno. En este momento, las cepas de los viñedos ya han botado todas sus hojas y la vid acumula sus reservas de carbohidratos en sus raíces. Esta es la etapa del ciclo de vida anual de las plantas (conocido como ciclo vegetativo del viñedo) en la que duerme la vid. Puede parecer que este es un momento muy tranquilo en el campo, pero en realidad es una temporada de mucho trabajo, preparándose para la próxima temporada de cultivo. Durante este período en el que la vid está inactiva, se realiza la poda.

La poda es el acto de retirar las hojas no deseadas, los palos y la madera vieja de las ramas de la planta para que en la próxima temporada el viñedo tenga la cantidad y calidad de brotes que busca el viticultor, evitando un crecimiento descontrolado. Además de afectar el rendimiento (cantidad de uva producida), la poda también influye en el equilibrio, la consistencia, la sostenibilidad y la viabilidad del cultivo resultante. La poda tiene un efecto sanitario, ya que ayuda a prevenir las enfermedades de la madera.

Héctor Rojas, viticultor de Tabali, explica que la poda tiene un doble objetivo durante la etapa de dormancia de la vid: por un lado encoge la planta eliminando las estructuras de la madera que ya no se necesitan, y por otro, es vigorizante. porque cuando podas decides cuántas yemas dejar en la parra y te concentras en lo que realmente quieres conservar. La poda da forma al viñedo y limita su tamaño. Héctor explica que este momento es el punto de partida de una nueva temporada, y es fundamental observar la planta y conocer su historia para podar correctamente.

Para realizar la poda, también es importante tener en cuenta el clima, el suelo, la edad y el vigor de las parras. Es fundamental contar con unas condiciones meteorológicas óptimas: tiempo seco para evitar la humedad en los cortes que se realizan en la planta y temperaturas no demasiado bajas para evitar que la madera se vuelva quebradiza. La poda invernal de la vid es una de las acciones más importantes a realizar en el viñedo y definirá muchos aspectos de la futura vendimia.

El proceso de poda puede durar unos meses. Algunos viticultores deciden podar temprano, cuando no todas las hojas han caído y los brotes están inactivos. Otros prefieren podar más tarde cuando los brotes comienzan a activarse nuevamente. El momento elegido afectará en una brotación temprana o tardía. Héctor dice: «En Tabali siempre buscamos el equilibrio».

¡El equipo de Tabali está trabajando duro para preparar los viñedos para la próxima vendimia!